jueves, 11 de diciembre de 2008

HOSTERIA DEL LAUREL (SEVILLA)



HOSTERIA DEL LAUREL (**)
Plaza de los Venerables 4
41004 Sevilla
Telf: 954.220.295
Fax: 954.210.450

host-laurel@hosteriadellaurel.com
www.hosteriadellaurel.com

Habitación: 106
Fecha de entrada: 10/12/08
Tarifa: 52€/noche (Alojamiento y desayuno)

- ¿La Hostería del Laurel?
- En ella estáis caballero
- Está en casa el Hostelero
- Estáis hablando con él.

Desde que José Zorrilla pusiera estas palabras en boca de su Tenorio, este enclave situado en el mismo corazón del barrio de Santa Cruz, se hizo mundialmente famoso. La Plaza de los Venerables, repleta de turistas durante la primavera y el otoño se presenta casi desierta en las tardes/noches más frías del año. Allí, en un rincón encontramos este establecimiento. Seguramente en manos de otros gerentes con más visión comercial, habrían derruido todo el edificio y hubieran aprovechado el tirón literario para hacer un hotel de más estrellas, más encanto y mayor precio, claro está.

Las puertas de cristal correderas se abren al bar/tasca/restaurante. Hay olor a comida de fritanga, pero nadie en las mesas ni en la barra. Por entre las mesas serpenteamos con la maleta hasta una amplia puerta en la que se alberga la minúscula recepción. Apenas un mostrador de madera, lleno de folletos, y propuestas turísticas, sin encanto alguno y donde se hace más profundo el olor a fritos. Un empleado cordial pero sin mas nos atiende de forma correcta. No hay ordenador, y toman nota de los datos a mano sobre un papel.

Nos entregan un llavero pesado de acero con una goma negra paragolpes bastante roñosa y por un pequeño, viejo y sucio ascensor subimos a la primera planta. Allí el ascensor se abre a un patio oscuro en el que se abren las habitaciones y algunos estrechos pasillos que nos llevan a las habitaciones. Paredes amarillas con puertas de madera clara. Junto a las puertas unas luces moradas nos indican las habitaciones ocupadas. Sólo una. Todas las habitaciones además del número tienen el nombre de alguno de los personajes de la obra de Zorrilla (Brígida, Inés, Don Juan, Lucía...).

Tras la puerta encontramos una amplia habitación envuelta en un fuerte olor mezcla de naftalina y de insecticida. Suelo de tarima nueva color claro, paredes amarillas. Mobiliario castellano clásico color claro bastante antiguo y hortera como si fuera del Ikea. Frente a la puerta una cama grande con una mesilla al lado. A la derecha de la puerta un mini escritorio estrecho con dos sillas, un maletero y una cama individual. Luces pobres y varios interruptores por las paredes, desnudas de cuadros y de cualquier elemento decorativo a excepción de dos aparatos de aire acondicionado, ruidosos y de los que sólo sale aire frío, y un enorme televisor colgado de la pared frente a la cama grande.

El armario empotrado es grande pero se presenta destartalado, viejo, abandonado, con unas puertas de celosía y unas perchas que bien pudo usar el mismísimo Don Juan. Junto al armario hay una cristalera enorme con acceso a un oscuro patio sin decorar y con algunos tubos a la vista... Teniendo el espacio, podría haberse hecho alguna maravilla, pero no. La ventana se protege con un foscurit escasito para el vano y con una horrorosa y sucia cortina de rayas rojas y blancas.

La cama está cubierta por una colcha horrible de motivos abstractos de colores vivos. La lencería es correcta, pero el colchón ha visto pasar demasiados Don Juanes y está combado hacia el centro. Sin cabecero y con una luz en la mesilla resulta difícil trabajar o leer en la cama. Al menos hay un enchufe para el móvil pero de entre todos los interruptores que existen, no se apagan todas las luces de la habitación, y hay que levantarse para dar el último repaso.

Le luz entra por debajo de la puerta cada vez que se ilumina el pasillo. La insonorización es penosa y las paredes parecen de papel pero al menos la noche discurre tranquila y sin vecinos próximos.

El baño es una pequeña estancia de unos cuatro metros cuadrados. Suelo porcelánico de color arena. Se ha aprovechado al máximo el espacio para incluir un lavabo empotrado en una encimera de baldosas, un inodoro, una banqueta y una ducha con puertas correderas y columna de hidromasaje. Las paredes aparecen desconchadas y como amenities, tan sólo un cestillo con cuatro o cinco pastillas de jabón. Dentro de la ducha hay un dispensador de jabón de esos propios de baño de aeropuerto.

Las toallas son pequeñas y viejas, pero la presión, caudal y temperatura tanto del lavabo como de la ducha son más que correctos. La limpieza podría ser más intensa, y sobre todo podría cambiarse el aroma del ambientador enchufado a la corriente que hay junto al lavabo.

Por la mañana en la recepción el trato es muy cordial y rápido. Incluso una hora antes de abrirse el bar y el desayuno nos ofrecen amablemente, y aceptamos, un café con unos bollos industriales para no salir hacia el aeropuerto en ayunas. Mientras tanto el recepcionista se las apaña para conseguirnos un taxi que pueda llegar hasta la misma puerta del hotel, hecho bastante complicado dada la estrechez de las callejas del barrio y la ocupación de las mismas por terrazas de bares y restaurantes.

Calidad/precio: 5.5
Servicio: 7.5
Habitación: 4.5
Baño: 5
Estado de Conservación: 3.5
Valoración General: 4.5

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Muy bueno. Soy sevillano y le deje un comentario en su post anterior sobre el Vincci. Gracias por contestarme. Si pasa por Sevilla en futuras ocasiones, no dude en ponerse en contacto conmigo y no tendria ningun inconveniente en servirle de cicerone. Disfrute en el Vereda Real y creame, le leere. Si desea ponerse en contacto conmigo para lo que sea no dude en pedirme que le envie un mail. Un abrazo.

Anónimo dijo...

Por cierto, mire en este blog: elmaravillosomundodemiguel.blogspot.com. La crítica que hacen del Eme. El nota está sembrao, en serio.

José Miguel Navarro dijo...

Acabo de conocer su blog y la idea es soberbia. Critica hotelera desde el prisma, no de profesionales de la critica, sino de personas que usan las instalaciones. Veo que, anteriormente, alguien le había recomendado mi blog: elmaravillosomundodemiguel.blogspot.com. Gracias a ambos. A quien lo recomendó y a usted por ir a verlo. Os espero por esa, vuestra página.