miércoles, 12 de diciembre de 2007

GRAN HOTEL COSTA MELONERAS (MASPALOMAS, GRAN CANARIA)



Gran Hotel Lopesan Costa Meloneras (****S)
Costa Meloneras
Mar Mediterráneo 1
35100 Maspalomas (Gran Canaria)
Telf: 966.651.551
Fax: 966.651.552

www.lopesanhr.com
reservas@lopesanhr.com

Habitación: 2175
Fecha de Llegada: 10/12/07
Tarifa: 75€ (Alojamiento y desayuno)


Si usted dispone de GPS llévelo consigo si visita este hotel. No se si el Tom Tom tendrá planos del mismo, pero puede necesitarlos porque estamos ante uno de esos monstruosos complejos hoteleros con más de 1000 habitaciones donde quedar "en recepción" es como quedar "en el centro de Zaragoza". Todo está hecho a lo grade aquí, y de tan grande, resulta frío. Muy frío.

El edificio presenta algunos guiños de arquitectura típicamente canaria en algunas balconadas y ventanales, pero por lo demás resulta insulso y mastodóntico. Una enorme plaza porticada nos recibe con un guardia de seguridad montado en un seagway dando vueltas por la zona.

La recepción repite la espectularidad el edificio: una enorme estancia cerrada a ambos lados por la cafetería y la recepción nos abre multitud de pasillos hacia los "sectores" de habitaciones, al magnífico spa, a la espectacular piscina rebosante con vistas al océano, al jardín... Multitud de sofás, mesas de diseño, lámparas, cuadros, alfombras... Sin embargo la atención del personal es fría y distante. Al llegar te hacen rellenar por escrito una hoja con tus datos personales (mire usted, son las 2 de la madrugada, llevo volando desde las 6 de la tarde, mañana tengo que trabajar desde las 7AM, ahora no estoy para rellenar formularios...)

Junto a la llave, grabada con tu nombre como una tarjeta de crédito se te entrega un plano del complejo y la ruta hacia la habitación. En este hotel es dificil decir aquello de "voy un momento a la habitación que me he olvidado el móvil", porque ese momento se hace largo. Se atraviesan fríos patios y largos pasillos de moqueta destrozada y repleta de manchas dejando a los lados habitaciones con puertas picadas de roces de maletas, golpes y portazos.

Al entrar en la habitación, la sensación de frialdad se acentúa. Suelo de marmol, luces blancas casi de quirófano, muebles de estilo rústico destartalados y un hall desangelado. Las paredes y las puertas muestras restos de "batallas" entre antiguos huéspedes. Entre el hall y el dormitorio encontramos un pasillito con armarios a ambos lados, y definitivamente entramos en el dormitorio. Amplio y espacioso. Dos camas encuadradas en un cabecero con mesillas, alfombras a los pies de la cama con el logo de la corporación, un maletero, un escritorio sin enchufe ni a la red ni a la luz y un armario que guarda la televisión con unos cajones y el minibar vacío. El hotel dispone de Wifi de pago, algo lógico en un hotel de tantas habitaciones y destinado a un turismo vacacional.

Junto a la terraza con vistas al parking una mesa redonda baja y dos butacas para leer, charlar o disfrutar de la televisión.

Las camas denotan el paso del tiempo. Sábanas con rotos y manchas permanentes, y colchones muy baqueteados. El descanso podría ser algo más reparador si se mejorara la insonorización respecto a los pasillos. El aire acondicionado funciona perfectamente pero con un considerable ruido que hace inviable su utilización nocturna salvo caso de extrema necesidad.

El baño recuerda a los baños de Meliá. Marmol blanco en el suelo, encimera color salmón y gran espejo. Amenities propias de hotel playero cutre con gel y champú en sobre de papel. A un lado el lavabo y la bañera, y al otro el inodoro y una ducha exenta y amplia que hace las delicias del que prefiere el baño de pie. Agradables y suficientes toallas y dos albornoces para salir del baño, o acudir al Spa. En el baño se escucha un zumbido que provocan las luces halógenas situadas sobre la bañera. Si se apagan, el zumbido desaparece, pero la luminosidad del baño cae mucho.

Tanto el caudal como la temperatura son excelentes, aunque los grifos están colocados al reves del color que indica el caliente/frío.


Calidad/precio: 7.5
Servicio: 7
Habitación: 6.5
Baño: 8
Estado conservación: 6.5
Valoración General: 7

4 comentarios:

paloma-rumanía dijo...

Agradeciendo de antemano sus comentarios que sirven de mucho, una sóla duda, si le pareció tan mal el hotel...¿porqué lo valora con una nota tan alta?, entendiendo que 1 es lo peor y 10 lo mejor. Iba a contratar este hotel para una semana de aniversario y la verdad me hace dudar, aunque lo ponen muy bien en otras críticas.
Gracias no obstante y reciba un saludo.

Carlos Andreu dijo...

Querida Paloma:
Gracias por visitar mi blog. Para mí un 7 no es una nota muy alta. Es un notable raspadito. La verdad es que para celebrar un aniversario si lo que buscas es intimidad y tal no creo que sea el hotel más adecuado. Es un mastodonte de hotel, por lo que todo se vuelve frío y distante. Estoy convencido que en el sur de la isla hay cosas mejores. Me han hablado de La Residencia (creo) pero no lo he visto. Si puede esperar a finales de julio le diré cómo está el Sheraton Salobre, del que me han hablado muy bien.
Sin duda el Meloneras lo mejor que tiene es su impresionante piscina.

Anónimo dijo...

Hola Carlos:
Para mí el Hotel Costa Meloneras es el mejor del mundo. Trabajo en el sector turístico y he visitado multitud de hoteles y creo que tengo un buena base para opinar. La arquitectura del hotel está muy bien, intenta al menos reflejar la estética arquitectónica canaria, al contrario que otras cadenas externas a las islas que nos traen pastiches caribeños sin relación con Canarias, con cortinajes ajados que intentan imitar una fastuosidad estilo "Lo que el viento se llevó". La piscina es la mejor del mundo tanto que el hotel tiene problemas porque la imagen fotográfica de la piscina abierta al mar se usa para publicitar otros lugares ajenos al propio hotel. Yo he ido al hotel todos los años desde que se inauguró. Tiene todo tipo de instalaciones y entretenimientos para sus clientes. Recuerdo una vez que estaba en un hotel de cinco estrellas en Stuttgart, muy caro por cierto, y quería entretenerme en algo. Fui a recepción y no me dieron ninguna alternativa, me contestaron que no era un hotel vacacional. Eso nunca te ocurriría en el Meloneras.
Un saludo,
Ana

Wendy garrod dijo...

Its nice hotel... Thanks for sharing.

Golf Course in Meloneras