martes, 25 de septiembre de 2007

HOTEL TRES CONDES (ARANDA DE DUERO - BURGOS)




HOTEL TRES CONDES (***)
Avenida de Castilla 66
09400 Aranda de Duero (Burgos)
Telf: 947.502.400
Fax: 947.502.404

reservas@hoteltrescondes.com
www.hoteltrescondes.com

Habitación: 105
Fecha de Entrada: 20/10/2008
Tarifa: 65,90€/noche (alojamiento y desayuno)


Los que recorrimos de jóvenes las carreteras de Castilla, teníamos grabada en la retina la imagen de un helicóptero ocupando una rotonda en el centro de Aranda de Duero a mitad de camino entre Valladolid y Soria. Allí mismo se levanta este hotel, bajo un edificio de los más altos de la ciudad. Situado en la parte nueva de Aranda, a un paseito corto del centro histórico y del cauce del río.

Recientemente reformado, la recepción nos acoge con agrado, sencillez, naturalidad y sobre todo enorme agilidad y rápidez: A las ocho de la noche, fotocopia del DNI, habitación ya asignada y a descansar... menos de un minuto. Procedimiento que ya podían aprender otros hoteles de más renombre y categoría.

La estructura del edificio deja ver recordar el paso del tiempo y aunque los muebles, suelo, luces... son nuevos, hay un cierto aire de antiguo. Unos tubos de neon verde que nos indican el camino hacia las escaleras resaltan sobre un suelo de parquet claro que nos lleva a un ascensor sumamente angosto y peculiar.

Los pasillos justos de tamaño y pintados de granate resultan oscuros porque los sensores de detector de presencia funcionan con excesivo retardo. El centro del pasillo está protegido por una alfombra como de esparto de basta presentación, aunque suficiente para amortiguar el ruido de los pasos y maletas.

La habitación, justa de tamaño distingue claramente dos zonas. La entrada con un suelo en gres donde encontramos el armario con puertas de color rojo brillante pero espacio suficiente.

A continuación y con suelo de parquet encontramos el dormitorio. Amplio de tamaño, con una cama cómoda y grande con sábanas suaves y almohadas agradables. Una pequeña mesa con una silla confortable nos permite trabajar en un espacio reducido, con una lámpara y una TV de plasma como compañeros. Wifi gratuito aunque de escasa potencia y acceso a internet por cable, aunque los enchufes no están colocados en el mejor lugar: es complejo acceder al enchufe que está detrás de la TV y falta un enchufe junto a la mesilla para poder cargar el móvil.

El balcón da al cruce de la carretera pero por la noche una persiana nos recoge en la intimidad. Ni luz ni ruidos. El minibar es nuevo pero muy escaso en productos. El aire acondicionado es un aparato sujeto de la pared, aunque la calefacción funciona a pleno rendimiento.

El baño es nuevo y amplio, en color negro con un curioso lavabo de cristal que necesita una mejor limpieza porque hay huellas de la bayeta, igual que en el espejo. Las juntas del mismo permiten la salida de agua. Además han olvidado recoger los tapes de la pasta de dientes y del champú del anterior huésped. La ducha estrecha y larga dispone de una columna de hidromasaje donde el caudal se queda corto (además de salir por varias juntas) pero la temperatura es adecuada. La mampara de cristal no está sujeta al techo por lo que apoyarse en ella resulta peligroso.

Las amenities se presentan en un pequeño neceser muy agradable a la vista. Dos set dentales, un lustrazapatos, dos peines y cuatro botes de gel y champú. Todo muy correcto y agradable, aunque de consistencia algo "frágil". Las toallas son abundantes en cantidad pero francamente pequeñas de tamaño y algo antiguas.

Por la mañana, en una Cafetería típica de ciudad de provincias, puedes disfrutar de un divertido desayuno continental de los de antaño, con toda la variedad de productos de Pascual (en Aranda tiene su fábrica principal): zumo de naranja, una magdalena, un croissant, mantequilla, mermelada y café para repetir.


Calidad/precio: 6
Servicio: 7
Habitación: 7.5
Baño: 6
Estado conservación: 8.5
Valoración General: 7

2 comentarios:

Gonzalo López dijo...

Creo que el hotel está cerrado....

Carlos Andreu dijo...

Sí, Gonzalo. Está cerrado. Creo que hace un par de años. Mi comentario es de 2008...