lunes, 26 de noviembre de 2007

HOLIDAY INN ELCHE (****)



Holiday Inn Elche (****)
Elche Parque Industrial
Miguel Servet 25
03203 Elche (Alicante)
Telf: 966.651.551
Fax: 966.651.552

www.ichotelsgroup.com/h/d/6c/830/es/hd/elcsp
hi.elche@julbal.com

Habitación: 106
Fecha de Llegada: 21/11/07
Tarifa: 64€ (Alojamiento)


Rodeado de naves industriales y en mitad de un polígono industrial cercano al aeropuerto y a la Feria de Muestras Holiday Inn acaba de abrir su cuarto tercer hotel en la provincia de Alicante. Un hotel destinado casi en exclusiva al hombre de negocios, porque para el viajero turista su localización queda lejos de todos los sitios (playa, ciudad, estación…).

Una fea estructura exterior se torna elegante una vez traspasada la puerta giratoria que da a la recepción. Agradablemente atendida incluso con su director a la cabeza al otro lado del mostrador para atender como se debe a los clientes. Un enorme patio rectangular al que se abren los pasillos con las habitaciones nos recibe con unos sofás donde charlar un rato o descansar entre las ponencias de una reunión.

A través de unos ascensores panorámicos pero algo lentos accedemos a las plantas donde encontramos las habitaciones. Muy en la línea de la cadena sorprenden algunas cosas en positivo, y otras en negativo.

Paredes blancas y suelos de madera clara, muy machacados con rayas y rayujos pese a la juventud del establecimiento. Amplios espacios para albergar una cama –demasiado amplia para ser individual, pero demasiado estrecha para ser doble- vestida en un rojo choricero bastante chillón, un sofá de horrible hechura y terrible color marrón (convertible en cama), una enorme y confortable mesa de trabajo con todos los enchufes a mano (corriente eléctrica e Internet por cable gratuito desde la habitación –aunque hay que pedir una clave en recepción-) para hacer accesible el trabajo, con una televisión y una lámpara de mesa que emite una fría luz blanca. El maletero remata el escritorio y junto a él un espejo de cuerpo entero que a veces se hecha en falta en otros hoteles.

Sobre las mesillas dos cubos de luz igualmente fríos. La cama de colchón confortable presenta sábanas suaves y almohadas muy correctas en cuanto a dureza, tamaño y consistencia. No estaría de más que en el armario se dispusiera de otro almohadón o un cuadrante para apoyarse para leer o para ver la televisión.

Pese a esto el descanso no se hace sencillo. Aunque se consigue la oscuridad total (y eso que la ventana da a la puerta principal, permanentemente iluminada) y no es excesivo el ruido que entra del pasillo, el AC –aún apagado- emite un permanente zumbido. Por otro lado el potente led que indica la temperatura del termostato resulta excesivo e imposible de apagar. Parece mentira que una cadena con la experiencia de Holiday Inn no haya tenido en cuenta ambas circunstancias.

Frente al baño un soberbio armario ropero del que salen algunas pelusas de suciedad cuando se abre… En el baño todo es amplitud. Inodoro, ducha y lavabo. Un enorme espejo preside el frontal. Debajo una gran encimera color arena con un minúsculo lavabo. Mucho diseño y mucha incomodez, porque no hay quien pueda lavarse las manos sin mojar toda la encimera alrededor y eso que la presión del agua deja mucho que desear. Fuerza sale, pero el agua viene mezclada con mucho aire, por lo que agua, poca. Lo mismo ocurre con la ducha, amplia, limpia y luminosa, pero con presión rellenada con agua, osea escaso caudal. Además es difícil conseguir la temperatura: o te escaldas o te hielas, pese al mando termostático. Toallas abundantes, y amenities algo justas. Dentro de la ducha un bote de gel Lux empotrado en la pared, quita cualquier instinto lujurioso del baño.


Calidad/precio: 7
Servicio: 7
Habitación: 6.5
Baño: 5
Estado conservación: 8.5
Valoración General: 7