domingo, 7 de diciembre de 2008

HG LA MOLINA (LA MOLINA - GIRONA)



HG LA MOLINA (****)
Pista Larga de La Molina
La Molina - Girona
Telf: 972.892.975
Fax: 972.892.995

hglamolina@grupohg.com
www.grupohg.com

Habitación: 505
Fecha de entrada: 04/12/08
Tarifa: 90€/noche (Alojamiento y Desayuno)

A escasos 40 metros del remonte de la Pista Llarga de La Molina, en el mismo corazón de la Cerdaña y rodeado de las mejores pistas de esquí del pirineo Catalán, el grupo HG ofrece uno de sus hoteles de montaña. De reciente inauguración y reabierto tras el cierre por fuera de temporada, nos recibe en una desangelada recepción excesivamente minimalista y decorada en grises y pizarras.

El largo mostrador de recepción iluminado por incómodas lámparas colgantes está atendido con más buena voluntad que eficacia. Los trámites de siempre, con un punto más de torpeza (será la inexperiencia de la reapertura) pero con un punto más de simpatía y atención, que se agradece. La llave (normal, no de tarjeta) se nos entrega en un llavero con una placa metálica alargada que hay que insertar en la ranura de la habitación para activar la luz.

Por el pasillo, en el que todavía se están terminando algunos detalles (lámparas, pinturas...) accedemos a los ascensores que nos llevan hasta las habitaciones. Tras el ascensor, se agradece el calor de los enmoquetados pasillos. Paredes gris claro, moqueta en el suelo en tonos claros y puertas blancas con manivelas de acero. Tras la puerta, sigue la luminosidad y los grandes espacios.

Un ancho pasillo nos conduce hacia el interior de la habitación. A la derecha y sin puerta previa encontramos el lavabo, rectangular y ancho, con un enorme espejo apoyado sobre una encimera de mármol. Espectacular grifo. Junto a esto encontramos la puerta del baño. A continuación accedemos a la habitación. Más espacio todavía. Techo altísimo a más de cinco metros y un pelín abuhardillado en madera clara, a juego con la del suelo, excesivamente ruda para caminar descalzos. La misma luminosidad se refleja en las camas vestidas con colchas en blancos y grises, y en el armario, de puertas correderas y correctamente vestido.

Frente a las camas, encuadradas entre mesillas con lámparas de noche y enchufes para el móvil, se presenta un escritorio bastante confortable, con una silla de simil-piel cómoda para el trabajo. Hay que desenchufar una lámpara para poder conectar el portátil, y el wifi prometido no se encuentra. Tampoco hay opción de cable. Sobre el escritorio también hay una televisión enorme y bajo esta un minibar vacío.

Además de faltar un maletero junto al escritorio, queda mucho espacio libre, especialmente frente a la colosal cristalera por la que se accede a la terraza con vistas espectaculares a la pista de esquí. Podría haberse puesto una zona de estar con butacas y una mesa baja. La cama resulta confortable. Colchón nuevo de última generación y almohada agradable. La lencería también es más que correcta, y sobre todo aparece protegida por una manta de forro polar muy liviana pero de alta acción calorífica. Aunque el foscurit es capaz de frenar la luz que entra por la ventana, el aire acondicionado, de sencillo manejo no obedece a la opción auto. Su sonido es demasiado fuerte para dormir con él encendido, pero el frío de fuera es tan extremo como para no dormir con él encendido. Para colmo la insonorización no es el fuerte en el hotel y se escuchan las puertas de los vecinos y hasta las llamadas de teléfono, la televisión...

En un pequeño espacio junto al lavabo, protegido por una puerta de cristal encontramos el inodoro y la ducha. El suelo es de un gres bastante basto y poco agradable para los pies descalzos. Tras una mampara de cristal encontramos la ducha. Caudal y presión formidables, pero sin embargo la temperatura pasa del frío gélido al calor ardiente en décimas de segundo, sin mover el monomando, lo que hace incómoda la ducha.

El juego de amenities está bien presentado. Para ser completo sólo le falta el set dental y el set de afeitado. Las toallas son abundantes, nuevas, grandes y muy confortables.

Por la mañana, al buffet de desayuno le faltan platos calientes, pero sorprende su amplio surtido de quesos y embutidos. Terrible café y en general un servicio más dispuesto y atento que profesional. En la recepción el trato es simplemente correcto. Sin más.

Calidad/precio: 7.5
Servicio: 7.5
Habitación: 7.5
Baño: 6.5
Estado de Conservación: 8.5
Valoración General: 7.5

4 comentarios:

Toni dijo...

Este fin de semana estuve en un hotel que me sorprendió gratamente. Es el Veracruz Plaza de Valdepeñas. Por 68€/noche me pareció una muy buena relación calidad/precio.
Es un 4 estrellas inaugurado el año pasado y con SPA, aunque no lo visité.

Anónimo dijo...

Hola,me alegre encontrar comentarios sobre el hotel ,,La molina",cosas buenas,ademas.Trabaje alli,desde su comienso,i lo hecho de menos,su calor de la chimenea,los colores de la cafeteria...i las preciosas vistas de las montañas,no podian dejar insensible a nadie,apesar de los fallos del hotel,(que a todos nos tenian aterorizados),abian cosas que si,valian la pena.El personal ¿poco profesional?,pero amable y dispuesto a todo,compensa aveses muchas faltas.Bamos,para mi,este detalle,siempre añadira o quitara estrellas...UN SALUDO..

Cristian dijo...

Hola, estoy buscando hoteles en veracruz del estilo del lugar que promocionas y con precio similar. Me podes recomendar alguno?

pologea m dijo...

Muchas gracias por la información. Una entrada muy útil.


http://www.amoreteshotel.com